El Mormonismo y la ciencia/Son compatibles

Tabla de Contenidos

¿Es el mormonismo y la ciencia son compatibles?

Saltar a subtema:


Pregunta: ¿Los mormones creen que la fe y el conocimiento científico son incompatibles?

  NEEDS TRANSLATION  


Mormons believe that there are many things that science does not yet understand. They do not reject science in favor of faith, but believe that they are compatible

It is important to keep in mind the difference in purpose between science and the Gospel. The purpose of science is to examine the characteristics of the world around us in order to more fully understand it. A main purpose of the Gospel is to teach us to develop faith. Unfortunately, the acquisition of scientific knowledge is sometimes perceived to destroy faith. The purpose of faith is to help us understand spiritual things, just as science helps us to understand physical things.

The exercise of faith sometimes seems to require a direct contradiction of what we "know" to physically be true. C. Terry Warner, a professor of philosophy at Brigham Young University, expressed this issue well when he said:

Because they think of science as objectively testing its theories against evidence and because they suppose that knowledge and faith are somehow opposites, they regard faith as an attitude of clinging to theological beliefs in spite of any evidence which might be found: an attitude of closing one’s eyes to and stubbornly refusing to be swayed by the facts. Keep in mind that it is a misconception of science and knowledge that I am challenging, not science and knowledge themselves. [1]

Faith sometimes allows us to perform tasks that are beyond the scientific knowledge of our time. The very definition of faith is that it has to do with things that we cannot know in any other manner. The confirmation of this knowledge is supposed to come after we demonstrate faith.

And now, I, Moroni, would speak somewhat concerning these things; I would show unto the world that faith is things which are hoped for and not seen; wherefore, dispute not because ye see not, for ye receive no witness until after the trial of your faith. (Ether 12:6)

Once we have received a confirmation of our faith, it becomes knowledge. Consider the experience of the Brother of Jared:

And because of the knowledge of this man he could not be kept from beholding within the veil; and he saw the finger of Jesus, which, when he saw, he fell with fear; for he knew that it was the finger of the Lord; and he had faith no longer, for he knew, nothing doubting. (Ether 3:19)

The problem that arises when attempting to reconcile religion and science, therefore, is that we feel that we have acquired knowledge that sometimes appears to contradict what faith would require us to believe. This knowledge "short circuits" our attempt to exercise faith. Henry Eyring explained it as follows:

Probably one of the most difficult problems in reading the scriptures is to decide what is to be taken literally and what is figurative. In this connection, it seems to me that the Creator must operate with facts and with an understanding that goes entirely outside our understanding and our experience. Because of this, when someone builds up a system of logic, however careful and painstaking, that gives a positive answer to this difficult question, I can't help but wonder about it, particularly if it seems to run counter to the Creator's revelations written in the physical world. At least I would like to move slowly in such matters. [2]

Mormons are encouraged to use science and revelation in our search for truth

In a talk entitled "Fundamental Premises of Our Faith," Elder Dallin H. Oaks told the Harvard Law School of "The three-fold sources of truth about man and the universe: science, the scriptures, and continuing revelation..." [3] Latter-day Saints respect the truths that science can reveal about our earth and universe but we also treasure God's word as found in our scriptures and modern revelations. Understanding how these sources of knowledge and truth complement each other can provide wisdom and comfort to all those that search them diligently by the Spirit.

Elder Oaks would write elsewhere:

Religious persons who pursue scientific disciplines sometimes encounter what seem to be conflicts between the respective teachings of science and religion and must work through how to handle these apparent conflicts. Others, such as I in my pursuit of business and law, can be less troubled. For me, that detachment ended when I was appointed president of Brigham Young University. This new position required me to search out, learn, and articulate answers to questions I had previously been privileged to ignore....

Colleges and universities must of course teach science--facts and theories--but Church educators, like the BYU faculty, refrain from substituting science for God and continue to rely on the truths of religion. IN the study of science, teachers and students with religious faith have the challenge to define the relationship of science and religion in their thinking. They have the special advantage of seeing countless scientific evidences of the Divine Creator. In those exceptional circumstances where science and religion seem to conflict, they have the wisdom to wait patiently in the assurance that truth will eventually prevail. In doing so, most conclude that religion does not have the answers to all questions and that some of what science "knows" is tentative and theoretical and will be replaced in time by new discoveries and new theories.

Some try to deal with apparent conflicts by compartmentalizing science and religion--one in one category, such as Monday through Saturday, and the other in another category, such as Sunday. That was my initial approach, but I came to learn its inadequacy. We are supposed to learn by both reason and revelation, and that does not happen when we compartmentalize science and religion. Our searchings should be disciplined by human reason and also enlightened by divine revelation. IN the end, truth has only one content and one source, and it encompasses both science and religion....

Latter-day Saints should strive to use both science and religion to extend knowledge and to build faith. But those who do so must guard against the significant risk that efforts to end the separation between scientific scholarship and religious faith will only promote a substandard level of performance, where religion and science dilute one another instead of strengthening both.

For some, an attempt to mingle reason and faith can result in irrational scholarship or phony religion, either condition demonstrably worse than the described separation. This danger is illustrated by the case of an international scholar who was known as an expert in English law when he was in America and as an expert in American law when he was in England. Not fully distinguished in either field, he nevertheless managed to slip back and forth between the two so that his expertise was never properly subjected to qualified review in either. As a result, he provided a poor imitation in both. A genuine mingling of the insights of reason and revelation is infinitely more difficult....

Each of us should pursue...truth by reason and by faith. And each of us should increase our ability to communicate that truth by an inspired combination of the language of scholarship and the language of faith.

I am confident that when we progress to the point where we know all things, we will find a harmony of all truth. Until that time, it is wise for us to admit that our understanding--in religion and in science--is incomplete and that the resolution of most seeming conflicts is best postponed. In the meantime, we do the best we can to act upon our scientific knowledge, where that is required, and always upon our religious faith, placing our ultimate reliance for the big questions and expectations of life on the eternal truths revealed by our Creator, which transcend human reason, "for with God nothing shall be impossible" (Luke 1:37). [4]


Henry Eyring: "¿Existe algún conflicto entre la ciencia y la religión? No hay conflicto en la mente de Dios, pero a menudo hay conflicto en la mente de los hombres"

Henry Eyring (father of Henry B. Eyring), developer of the Absolute Rate Theory of chemical reactions: One of the most important developments of 20th-century chemistry:

¿Existe algún conflicto entre la ciencia y la religión? No hay conflicto en la mente de Dios, pero a menudo hay conflicto en la mente de los hombres.[5]


Brigham Young (1871): "si el Señor ... hecho (la tierra) en seis días o en tantos millones de años, es y seguirá siendo un tema de especulación en la mente de los hombres"

Brigham Young:

En estos aspectos, nos diferenciamos de la cristiandad, por nuestra religión no entrar en conflicto con o contradecir los hechos de la ciencia en particular, cualquier ... si el Señor encontró la tierra vacía y sin valor, si él lo hizo de la nada o fuera de la elementos groseros; o si lo hizo en seis días o en tantos millones de años, es y seguirá siendo una cuestión de especulación en la mente de los hombres, a menos que dé la revelación sobre el tema. Si entendiéramos el proceso de creación no habría ningún misterio en ello, sería todo lo razonable y normal, porque no hay ningún misterio excepto para los ignorantes.[6]


Pregunta: ¿Los mormones creen que la fe y la ciencia son mutuamente excluyentes?

Ciencia y religión son dos, crecientes áreas dinámicas de la investigación y el conocimiento humano

Ciencia y religión son dos, crecientes áreas dinámicas de la investigación y el conocimiento humano. Ni conjunto de conocimientos aún ha llegado a una forma final. Esto hace que sea imposible juzgar si la ciencia y la religión son incompatibles, ya que no somos actualmente capaces de ver la totalidad de cualquiera de ellos. En lugar de saltar a conclusiones sobre los datos incompletos, el enfoque LDS es una de la paciencia y la confianza de que, al final, después de todo la verdad ha sido revelada, lo que sea ahora podría parecer incompatibles entre ciencia y religión será finalmente resuelto.

Santos de los Últimos Días creen que Dios es, en esencia, el científico más grande de todos

Santos de los Últimos Días creen que Dios es, en esencia, el científico más grande de todos. También reconocemos que estamos aprendiendo continuamente. Asumir que ahora tenemos todas las respuestas es simplemente ingenuo.

Santos de los Últimos Días no están obligados a desprenderse de la ciencia a favor de la religión

Santos de los Últimos Días no están obligados a desprenderse de la ciencia a favor de la religión. Muchos santos de los últimos días están fuertemente involucrados en la investigación científica sin sufrir una pérdida de fe. No sólo creemos que la ciencia se actualiza continuamente, pero que el conocimiento del Evangelio se actualizará también. Como el noveno Artículo de Fe dice:

Creemos todo lo que Dios ha revelado, todo lo que actualmente revela, y creemos que aún revelará muchos grandes e importantes asuntos pertenecientes al reino de Dios.

Santos de los Últimos Días reconocen que ellos no entienden todo sobre cómo se creó la tierra

Reconocemos que no entendemos todo lo que con respecto a la manera en que Dios creó la tierra, pero se nos ha asegurado a través de la revelación de que en algún momento en el futuro se nos permitirá entender estas cosas. Ni la religión ni la ciencia sabe todo, pero la revelación nos proporciona los conocimientos necesarios para obtener la salvación. En la religión, como en la ciencia, todos deben estar constantemente en busca de la "más luz y conocimiento" que viene de Dios.


Pregunta: ¿Los mormones creen que si hay un conflicto entre la ciencia y la religión, que la ciencia no es correcta?

Los críticos afirman que la Iglesia enseña que la ciencia es algo "mal" para ser desechados cuando entra en conflicto con la religión

Críticos seculares cobran que el mormonismo y la ciencia son incompatibles. De hecho, el Dr. Simon Southerton, en su libro La pérdida de una tribu perdida: los nativos americanos, el ADN, y la Iglesia Mormona dedica 66 páginas a una sección titulada "La interfaz en Problemas entre el mormonismo y la Ciencia". Los críticos señalan que los elementos que se encuentran en las Escrituras son incompatibles con las creencias científicas actuales. El trabajo de Southerton sostiene la Iglesia considera la ciencia algo "mal" que debe ser arbitrariamente descartados cuando líderes de la Iglesia hablan.

Santos de los Últimos Días en muchos aspectos tienen una visión más liberal de la ciencia que algunos de sus hermanos cristianos tradicionales

En realidad, los Santos de los Últimos Días en muchos aspectos tienen una visión más liberal de la ciencia que algunos de sus hermanos cristianos tradicionales. Creemos que Dios opera de acuerdo a ciertas leyes. Si hay cosas que Dios puede hacer que parecen contradecir lo que conocemos a través de la ciencia actual, se supone que hay leyes científicas en el trabajo que están más allá de nuestra comprensión actual. El estado de la ciencia está en constante cambio. Lo que la ciencia declarado ser "verdadero" en el siglo 19 no es "verdadero" en el siglo 21. Es razonable esperar que algunas cosas que consideramos sean científicamente "verdadero" ahora podrá ser revisado de acuerdo con el conocimiento adicional que se gana en el futuro. Brigham Young reconoció esto cuando dijo:

Nos diferenciamos mucho con la cristiandad, en lo que respecta a las ciencias de la religión. Nuestra religión abarca toda verdad y todo hecho en la existencia, no importa si en el cielo, la tierra, o el infierno. Un hecho es un hecho, toda la verdad emana de la Fuente de la verdad, y las ciencias son hechos por lo que los hombres les han demostrado. [7]

Santos de los Últimos Días se contentan con aceptar que no entienden todo lo que Dios es capaz de hacer. El Señor ha prometido que estas cosas algún día se dará a conocer a nosotros:

Sí, en verdad te digo que el día en que el Señor venga, él revelará todas las cosas: cosas que han pasado y cosas ocultas que ningún hombre conoció; cosas de la tierra, mediante las cuales fue hecha, y su propósito y estado final; cosas sumamente preciosas; cosas que están arriba y cosas que están abajo; cosas que están dentro de la tierra y sobre la tierra y en el cielo.(DC 101:32-34)

Problemas de una incompatibilidad percibida entre la ciencia y la religión son apenas únicos al mormonismo. Estos problemas son compartidos por todos los credos. El fracaso para resolver las contradicciones científicas y religiosas en la mente de uno puede traer en duda uno de muy creencia de que hay un Dios. Para complicar el asunto de los Santos de los Últimos Días es el hecho de que los profetas vivientes a veces han expresado sus puntos de vista sobre asuntos científicos, lo que provoca a algunos a dudar si realmente podían ser profetas.


Oaks: "Se supone que debemos aprender mediante la razón y la revelación, y que no sucede cuando compartimentar la ciencia y la religión"

Élder Dallin H. Oaks:

Las personas religiosas que persiguen disciplinas científicas a veces se encuentran con lo que parecen ser los conflictos entre las respectivas enseñanzas de la ciencia y la religión y debe trabajar a través de cómo manejar estos conflictos aparentes. Otros, como yo en mi búsqueda de la empresa y la ley, pueden ser menos problemático. Para mí, ese destacamento terminó cuando fui nombrado presidente de la Universidad Brigham Young. Esta nueva posición me obligó a buscar, aprender, y articular respuestas a las preguntas que había sido previamente el privilegio de ignorar ....

Los colegios y las universidades deben enseñar por supuesto ciencia - hechos y teorías - pero los educadores de la Iglesia, como la facultad de la Universidad Brigham Young, se abstengan de sustitución de la ciencia de Dios y de seguir confiando en las verdades de la religión. En el estudio de la ciencia, los profesores y los estudiantes con la fe religiosa tienen el reto de definir la relación de la ciencia y la religión en su forma de pensar. Tienen la ventaja especial de ver innumerables evidencias científicas del Divino Creador. En circunstancias excepcionales en que la ciencia y la religión parecen conflicto, tienen la sabiduría que esperar pacientemente en la seguridad de que la verdad finalmente prevalecerá. Al hacerlo, la mayoría concluir que la religión no tiene las respuestas a todas las preguntas y que algo de lo "sabe" la ciencia es provisional y teórico y será sustituido en el tiempo por los nuevos descubrimientos y nuevas teorías.

Algunos tratan de hacer frente a aparentes conflictos de compartimentar la ciencia y la religión - una en una categoría, como de lunes a sábado, y el otro en otra categoría, como el domingo. Esa fue mi primera aproximación, pero vine a aprender su insuficiencia. Se supone que debemos aprender mediante la razón y la revelación, y que no sucede cuando compartimentar la ciencia y la religión. Nuestros allanamientos deben ser disciplinados por la razón humana, y también iluminados por la revelación divina. Al final, la verdad sólo tiene un contenido y una fuente, y abarca tanto la ciencia como la religión ....

Santos de los Últimos Días deben tratar de utilizar la ciencia y la religión para extender el conocimiento y construir la fe. Pero los que lo hacen deben protegerse contra el riesgo de que los esfuerzos para poner fin a la separación entre la erudición científica y la fe religiosa sólo promoverán un nivel deficiente de rendimiento, donde la religión y la ciencia diluyen entre sí en lugar de fortalecer tanto.

Para algunos, un intento de mezclarse razón y la fe puede dar lugar a la beca irracional o religión falsa, ya sea demostrablemente condición peor que la separación se describe. Este peligro se ilustra con el caso de un académico internacional que era conocido como un experto en derecho Inglés cuando estaba en América y como un experto en la ley estadounidense cuando estaba en Inglaterra. No totalmente distinguida en cualquier campo, sin embargo, logró batir ida y vuelta entre los dos para que su experiencia nunca fue debidamente sometida a revisión cualificado en cualquiera. Como resultado, proporcionó una pobre imitación en ambos. Una mezcla genuina de los puntos de vista de la razón y la revelación es infinitamente más difícil ....

Cada uno de nosotros debe perseguir la verdad ... por la razón y por la fe. Y cada uno de nosotros debe aumentar nuestra capacidad de comunicar que la verdad por una combinación de inspiración de la lengua de la erudición y el lenguaje de la fe.

Estoy seguro de que cuando progresamos hasta el punto en que sabemos todas las cosas, vamos a encontrar una armonía de toda verdad. Hasta ese momento, es conveniente para nosotros admitimos que nuestra comprensión - en la religión y en la ciencia - es incompleta y que es mejor aplazó la resolución de la mayoría de los conflictos aparentes. Mientras tanto, hacemos lo mejor que podemos actuar sobre nuestro conocimiento científico, cuando así lo exija, y siempre sobre nuestra fe religiosa, poniendo nuestra dependencia última de las grandes preguntas y expectativas de vida en las verdades eternas reveladas por nuestro Creador, que trascienden la razón humana ", porque para Dios nada hay imposible" (Luke 1:37). [8]




Notas

  1. Plantilla:Newera1
  2. Henry Eyring, Reflections of a Scientist (Salt Lake City: Deseret Book, 1983), 62.
  3. Dallin H. Oaks, "Fundamental Premises of Our Faith," address to Harvard Law School, Newsroom lds.org (26 February 2010).
  4. Dallin H. Oaks, Life's Lessons Learned: Personal Reflections (Salt Lake City, Utah: Deseret Book Co., 2011), 55–60.
  5. Henry Eyring, creador de la teoría de la tasa absoluta de las reacciones químicas: Uno de los acontecimientos más importantes de la química del siglo 20. Henry Eyring, Reflections of a Scientist (Salt Lake City: Deseret Book, 1983), 2.
  6. Brigham Young, (May 14, 1871) Journal of Discourses 14:116
  7. Brigham Young, Journal of Discourses 14:117
  8. Dallin H. Oaks, Life's Lessons Learned: Personal Reflections (Salt Lake City, Utah: Deseret Book Co., 2011), 55–60.