Pregunta: ¿Por qué muchas de las citas de Isaías en el Libro de Mormón idénticas a las de la Biblia King James?

Tabla de Contenidos

Pregunta: ¿Por qué es que muchas de las frases de Isaías en el Libro de Mormón son idénticas a las de la Biblia Rey Santiago?

Los testigos del proceso de traducción son unánimes de que José no tenía ningún libro, manuscrito, o notas a las que se refirió al traducir

Hay varios problemas con la idea de que José simplemente copió pasajes de la Santa Biblia.

1) Los testigos del proceso de traducción son unánimes de que José no tenía ningún libro, manuscrito, o notas a las que se refirió al traducir. Recordó Emma, en una entrevista posterior:

Sé que el mormonismo es la verdad, y creo que la iglesia ha sido establecida por la dirección divina. Tengo plena confianza en él. Al escribir por [José], con frecuencia escribía día tras día, a menudo sentada en la mesa junto a él, él estaba sentado con su cara enterrada en su sombrero, con la piedra en ella, y dictando hora tras hora sin nada entre nosotros.
P. ¿No había un libro o manuscrito de la que leyó, o dictó a usted?
R. No tenía ni manuscrito ni libro para leer.
P. ¿Él no podría haberlo tenido sin que usted lo supiera?
R. Si él hubiera tenido algo por el estilo, no podía haberlo ocultado de mí. [1]

Martin Harris también señaló que José traducía con el rostro enterrado en su sombrero con el fin de utilizar la piedra vidente / Urim y Tumim. Esto haría referirse a una Biblia o notas prácticamente imposible:

José Smith ponía la piedra vidente en un sombrero, y ponía su cara en el sombrero, colocándola cerca de su cara para excluir la luz y en la oscuridad de la luz espiritual brillaría ... [2]

2) No está claro que José aún era dueño de una Biblia durante la traducción del Libro de Mormón. Él y Oliver Cowdery más tarde compraron una Biblia, cual sugiere (dada la situación financiera complicada de José) que él no poseía una. [3]

3) No está claro que el conocimiento bíblico de José era muy amplio durante la traducción del Libro de Mormón. Parece poco probable que él habría reconocido, por ejemplo, Isaías, al haberlo encontrado en las planchas. Recordó Emma Smith:

Cuando mi marido estaba traduciendo el Libro de Mormón, escribí una parte de él, mientras dictaba cada frase, palabra por palabra, y cuando llegaba a los nombres propios que no podía pronunciar, o palabras largas, él los enunciaba, y mientras yo estaba escribiéndolos, si cometía un error en la ortografía, él me detenía y corregía mi ortografía, aunque era imposible para él ver cómo estaba escrito en el momento. .?. . Cuando se detenía para cualquier propósito, en cualquier momento que lo hacía, cuando comenzaba de nuevo, comenzaba donde lo dejaba sin ninguna duda, y una vez mientras él estaba traduciendo se detuvo de pronto, pálido como una hoja, y me dijo: "Emma, Jerusalén tenía murallas a su alrededor? "Cuando contesté, 'Sí', respondió, "¡Oh, tuve miedo de que yo había sido engañado." Él tenía un conocimiento tan limitado de la historia que él ni siquiera sabía que Jerusalén se rodeadaba por murallas. [4]

Emma también señaló que:

José Smith no podía escribir ni dictar una carta coherente o bien redactada; menos dictar un libro como el Libro de Mormón. Y, aunque yo era un participante activo en las escenas que ocurrieron,. . . es maravilloso para mí, "una maravilla y un prodigio", tanto para mí como para cualquier otra persona. [5]

Y, si José simplemente estaba inventando la historia del Libro de Mormón, seleccionó algunos de los pasajes bíblicos más oscuros y difíciles de incluir.

4) Si José estaba forjando el Libro de Mormón, ¿por qué incluir pasajes bíblicos en primer lugar? Claramente, José era capaz de producir rápidamente un texto amplio y complejo sin referirse una vez a un texto o manuscrito. Si José estaba intentando perpetrar un fraude, ¿por qué incluir citas casi idénticas de un libro (la Santa Biblia RS) con la que su público inmediato seguramente iba a estar familiarizado?

Las diferencias de redacción entre la RS y el Libro de Mormón resaltan las áreas en las que había diferencias teológicamente significativas entre la version nefita y el texto Masorético

Incluso los traductores académicos a veces copian una traducción anterior si sirve el propósito de su traducción. Por ejemplo, el descubrimiento de los Rollos del Mar Muerto (RMM) proporciona textos antes desconocidos para muchos escritos bíblicos. Sin embargo, en algunas traducciones de los RMM, aproximadamente el 90% simplemente se copia de la versión King James.

¡Seguramente no se espera que creamos que los traductores RMM de repente se fiaban del lenguaje Rey Santiago para rendir un texto casi idéntico! Ellos, de hecho, descaradamente copiaban de la versión Rey Santiago, salvo que los RMM fueron sustancialmente diferentes de manuscritos hebreos ya conocidos. [6]

¿Por qué se hizo esto? Porque el propósito de la traducción RMM es poner de relieve las diferencias entre los manuscritos recientemente descubiertos y aquellos a los que los eruditos ya tenían acceso. Por lo tanto, en las areas donde los manuscritos RMM están de acuerdo con los textos bíblicos que ya se conocían, la traducción RS se utiliza para indicar esto.

Esto no es argumentar que no puede haber una mejor manera de hacer que el texto de la Biblia Rey Santiago sería contraproducente para el comité RMM pasar mucho tiempo mejorando la traducción RS. Un lector que no tuviera acceso a los manuscritos originales entonces nunca podría estar seguro de si la diferencia entre la traducción RMM y la traducción RS (o cualquier otra) representa una verdadera diferencia en el texto RMM, o simplemente la elección de los traductores RMM para mejorar las traducciones ya existentes.

Es probable que la situación con el Libro de Mormón sea análoga . Por ejemplo , es posible que la mayor parte del texto al que los nefitas tenían acceso no habría diferido significativamente de los textos hebreos usados ​​en traducciones posteriores de la Biblia. Las diferencias de redacción entre la RS y el Libro de Mormón resaltan las áreas en las cuales había diferencias teológicamente significativas entre la version Nefita y el texto Masorético--del que la Biblia fue traducida. En otras áreas, se puede suponer que eran esencialmente las mismas. Si se quiere mejorar la traducción o aclarar un pasaje que es idéntico en el Libro de Mormón y la Biblia Rey Santiago, uno sólo tiene que ir a los manuscritos originales a disposición de todos los eruditos. Basándose en el texto en la RS enfoca al lector en las aclaraciones importantes en lugar de hacer una nueva traducción desde cero y distraer al lector con muchas diferencias que podrían deberse simplemente a la preferencia del traductor.

Puesto que no hay tal cosa como una traducción "perfecta" , esto permite al lector identificar fácilmente las diferencias genuinas entre los textos de Isaías del Antiguo Mundo y los que tenían los Nefitas.

Texto de la Biblia en sí cita extensamente de las escrituras pasadas

Cuando se considera la presencia de Isaías en el Libro de Mormón, también es interesante observar que un erudito bíblico ha descubierto que los cuatro evangelios atestiguan el hecho de que Jesucristo y los apóstoles citan constantemente de las Escrituras. Se calcula que más del "diez por ciento de la conversación diaria de Jesús consistía en palabras del Antiguo Testamento citados literalmente," y casi el 50% de las palabras del Señor, citado por John eran citas del Antiguo Testamento. [7]

Si tenemos en cuenta el hecho de que Isaías es el más citado de todos los profetas, siendo citado por Jesús, Pablo, Pedro y Juan (en su Apocalipsis) que cualquier otro profeta del Antiguo Testamento con más frecuencia, no nos debe sorprender que tanto el Libro de Mormón y Doctrina y Convenios también citan a Isaías más que cualquier otro profeta. [8] El Señor les dijo a los nefitas que "grandes son las palabras de Isaías," y el profeta Nefi confesó: "mi alma se deleita en sus palabras ... porque él verdaderamente vio a mi Redentor, así como yo lo he visto" (2 Nephi 11:2).

Los escritores del Nuevo Testamento citan literalmente cientas de escrituras del Antiguo Testamento incluyendo 76 versículos de Isaías

Está claro que los escritos de Isaías tenían un significado especial para Jesucristo y Nefi (see 2 Nephi 11:8, 2 Nephi 25:5; 3 Nephi 20:11; 3 Nephi 23:1-3). Las profecías de Isaías también podrían haber sido citadas con frecuencia, ya que eran en gran medida tocantes a los acontecimientos de los últimos días. Los santos entienden que Isaías predijo la restauración del Evangelio por medio de José Smith (véase Isaiah 49:), el recogimiento de Israel en los últimos días (Isaiah 18:), la salida a luz del Libro de Mormón (Isaiah 29:), la maldad en los últimos días (Isa. 33), y el Salvador de la segunda venida y el milenio (Isaiah 13:, Isaiah 26:, Isaiah 27:). Mientras que él también escribió acerca de la primera venida del Salvador (Isaiah 32:1-4) y eventos en su propio tiempo (Isaiah 20,23:), la mayor parte de lo que escribió acerca de los últimos días aún está por cumplirse. [9]

Cuando se considera que los escritores del Nuevo Testamento literalmente citan cientos de escrituras del Antiguo Testamento, incluyendo 76 versículos de Isaías [10] no debería sorprendernos que los escritores del Libro de Mormón hicieron lo mismo. Después de todo, estos escritos fueron parte de las antiguas escrituras del mundo que los lehitas trajeron consigo al nuevo mundo 1 Nephi 19:22-23). Si los profetas del Libro de Mormón no habían citado Isaías nos podría haber puesto en duda de la autenticidad de sus palabras. El que lo hicieron citando ampliamente de Isaías demuestra que entendían sus escritos como los entendían Jesús y los otros apóstoles y profetas.

Pablo ha sido citado como el más original de todos los escritores del Nuevo Testamento, pero las investigaciones de sus epístolas muestran que Pablo a menudo citaba los escritores clásicos, oradores, dramas, tribunales, comentarios deportivos, y antiguos ritos religiosos. Incluso la fórmula paulina bien conocido de "fe, esperanza y caridad", que aparece también en el Libro de Mormón, se ha remontado a los escritos babilónicos. [11]

Análisis de pasajes específicos

2 Nefi 14:05

Walter Martin afirma que Isaiah 4:5 es seguido (erróneamente) por (2 Nephi 14:5).La frase "Por sobre toda la gloria habrá cobertura" en realidad debería ser "Por sobre toda la gloria habrá un dosel."

Martin no tiene en cuenta que a medida que la literatura de traducción, el Libro de Mormón, así podrá seguir la RV cuando los documentos en que la RV se basa coinciden con los del texto nefita. Los variantes del Libro de Mormón probablemente no sólo reflejan cambios teológicamente importantes disponibles en la tradición textual del Antiguo Mundo.

2 Nefi 22:2

Algunos han cuestionado el uso del nombre Jehová en 2 Nephi 22:2 y el uso de algunas palabras de la versión Rey Santiago en cursiva en el Libro de Mormón. Parece claro que José Smith fue dirigido para traducir muchos pasajes que aparecen en la Biblia Rey Santiago y realizar cambios específicamente por excepción. El uso de la designación oficial de "Jehová", que es una forma anglosajona de la hebreo Yahvé, era común en la Biblia [12] y también era de uso común en la época de José Smith. [13] Aunque el nombre de Jehová es de origen más reciente que el libro original, de los anales de mormon, esto no significa que este nombre no podía ser utilizado correctamente en la traducción de un título hebreo más antiguo que denota el eterno YO SOY. ¿Por qué criticar a José Smith por usar el mismo nombre que los eruditos Rey Santiago utilizaban?

Notas

  1. Joseph Smith III, “Last Testimony of Sister Emma,” Saints’ Advocate 2 (Oct. 1879): 51
  2. David Whitmer, An Address to All Believers in Christ (Richmond, Mo.: n.p., 1887), 12; citado con frecuencia, incluido por Neal A. Maxwell, "By the Gift and Power of God," Ensign (January 1997): 34–41. off-site (Inglés)
  3. John A. Tvedtnes and Matthew Roper, "Joseph Smith's Use of the Apocrypha: Shadow or Reality? (Review of Joseph Smith's Use of the Apocrypha by Jerald and Sandra Tanner)," FARMS Review of Books 8/2 (1996): 326–372. off-site (Inglés)
  4. Emma Smith a Edmund C. Briggs, "A Visit to Nauvoo in 1856," Journal of History 9 (January 1916): 454.
  5. Joseph Smith III, “Last Testimony of Sister Emma,” Saints’ Advocate 2 (Oct. 1879): 51.
  6. “Last Testimony of Sister Emma,” Saints’ Herald, (1 Oct. 1879): 290.
  7. Jay P. Green Sr., The Interlinear Bible, Hebrew-Greek-English (Sovereign Grace Publishers, 1995), 975. ISBN 1878442821. ISBN 1565639774.
  8. Véase LDS KJV, Bible Dictionary, "{{{article}}},", 707. off-site (Inglés)
  9. Bruce R. McConkie, "Ten Keys to Understanding Isaiah," Ensign (October 1973): 78–83. off-site (Inglés).
  10. LDS KJV, Bible Dictionary, "{{{article}}},",756–759. off-site (Inglés)
  11. Hugh W. Nibley, Since Cumorah, 2nd edition, (Vol. 7 of the Collected Works of Hugh Nibley), edited by John W. Welch, (Salt Lake City, Utah : Deseret Book Company ; Provo, Utah : Foundation for Ancient Research and Mormon Studies, 1988), 128. ISBN 0875791395.
  12. Véase Exodus 6:3; Psalms 83:18; Isaiah 12:2; Isaiah 26:4.
  13. Véase estos ejemplos de las Escrituras como DC 109:34,42,56,68; DC 110:1-3; DC 128:9. Véase tambien Joseph Smith, Jr., Teachings of the Prophet Joseph Smith, selected by Joseph Fielding Smith, (Salt Lake City: Deseret Book Company, 1976), 220, 221, 250–251. ISBN 087579243X. off-site (Inglés)