Pregunta: ¿Qué encontramos en la arqueología mesoamericana con respecto a colocar nombres, como nombres de ciudades?

Revisión del 20:55 15 may 2018 de SpencerMarsh (discusión | contribuciones) (Pregunta: ¿Qué encontramos en la arqueología mesoamericana con respecto a colocar nombres, como nombres de ciudades?)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)

Tabla de Contenidos

Pregunta: ¿Qué encontramos en la arqueología mesoamericana con respecto a nombres de lugares, como nombres de ciudades?

En Mesoamérica, los topónimos a menudo desaparecían de una época a la siguiente

¿Qué encontramos en la arqueología mesoamericana con respecto a los topónimos [topónimos = nombres de lugares, tales como nombres de ciudades]? Primero, a diferencia de las tierras bíblicas donde muchos topónimos sobrevivieron debido a la continuidad de la cultura, no hay ninguna razón para suponer que las lenguas mayas y lenguajes nefitas estaban relacionados. Segundo, vemos que los topónimos menudo desaparecían de una época a otra. Muchas de las ciudades mesoamericanas hoy tienen nombres españoles, como San Lorenzo, La Venta y El Mirador. El "colapso de las civilizaciones indígenas ante los conquistadores crea una discontinuidad histórica agudo. Tenemos los nombres de casi ninguna de las ciudades mayas clásicas y olmecas de hace dos milenios, y por eso se les conoce hoy bajo títulos españoles ".[1] Los arqueólogos simplemente no saben muchos de los nombres originales de estas ciudades mayas. Si los arqueólogos no saben los nombres de algunas ciudades que han sido descubiertas, ¿cómo se puede esperar proporcionar nombres en inglés de las ciudades, como los nombres proporcionados en el Libro de Mormón?[2]

Además, los eruditos no están seguros en cuanto a la pronunciación de las ciudades mesoamericanas para las que sí tienen nombres. Esto se debe a las inscripciones hechas cerca de las ciudades que a menudo son iconográficas, y no todos los eruditos estón de acuerdo de que este tipo de iconos representa nombres de ciudades. Estos iconos no sólo son raras (como se señaló anteriormente), sino que son simbólicos en lugar de fonéticos. En otras palabras, cuando los arqueólogos encuentran una inscripción iconográfica que designa un lugar como el Cerro del Jaguar, la pronunciación de esta inscripción dependería de la lengua del hablante y mdash; ya sea un zapoteca, una mixteca, o una nefita.[3] La única manera de identificar un sitio antiguo es por medio de una inscripción que da un nombre fonéticamente inteligible. Salvo nuevos descubrimientos, puede que nunca sepamos cómo se pronuncian los nombres de las ciudades mesoamericanas en el Libro de Mormón.

Si los datos epigráficos [por ejemplo, inscripciones en piedras o monumentos] del Viejo Mundo eran tan pocos como los datos epigráficos del Nuevo Mundo, los estudiosos se verían seriamente limitados en su entendimiento de los israelitas o el cristianismo primitivo. Es probable que sería imposible, utilizando estrictamente evidencias arqueolóicas no epigráficas [es decir, no basados en escritos no lingüística,] distinguir entre los cananeos y los israelitas cuando coexistieron en el (pre-587 aC) Tierra Santa pre-babilónica .[4] Vemos que los mismos problemas serían evidentes en el estudio del cristianismo primitivo si eruditos se enfrentaran con una falta de datos epigráficos. Por ejemplo, si las persecuciones de Diocleciano del cristianismo habían tenido éxito, si Constantino nunca se había convertido, y si el cristianismo había desaparecido alrededor de 300 dC, sería muy difícil, aun imposible reconstruir la historia del cristianismo usando nada más que artefactos arqueológicos e inscripciones romanas imperiales .[5]

"Es muy posible", señala Hamblin, "que una religión, especialmente una religión anicónica [una religión que no utiliza escrito, imágenes simbólicas], simplemente desaparezca del registro arqueológico. A pesar de que había varios millones de cristianos en el Imperio Romano a finales del siglo III, es muy difícil [descubrir] casi nada de sustancia sobre ellos de solo la arqueología".[6]

Una de las pocas ciudades antiguas de Mesoamérica para la cual el nombre precolombino es conocido tiene el nombre de "Lamanai"

¿Sabías que una de las pocas ciudades antiguas de Mesoamérica para la cual el nombre precolombino es conocido se llama "Lamanai"? Significa "cocodrilo sumergido". Según Wikipedia, "El nombre del sitio es precolombino, grabado por los primeros misioneros españoles, y documentado más de un milenio antes en las inscripciones mayas como Lam'an'ain." Lea acerca de esto en Wikipedia: Lamanai. No estamos diciendo que esta es una ciudad del Libro de Mormón, pero el nombre te hace pensar.

Wikipedia entry on the ancient city of Lamanai located on the Yucatan peninsula. The city of Lamani, unlike other Mesoamerican archaeological sites, retains its original name.

Notas

  1. See Hamblin, “Basic Methodological Problems," 167.
  2. Hamblin, “Basic Methodological Problems," 169–170.
  3. [cita requerida]
  4. William J. Hamblin, message posted 20 October 2004 in thread, “Not So Easy? 2 BoM Challenge,” on FAIRboards.org off-site (Inglés) (accessed 10 April 2005). See also follow-up: William Hamblin, message posted 28 October 2004 in thread, “Not So Easy? 3” on FAIRboards.org off-site (Inglés) (accessed 10 April 2005).
  5. William J. Hamblin, message posted 20 October 2004 in thread, “Not So Easy? 2 BoM Challenge,” on FAIRboards.org off-site (Inglés) (accessed 10 April 2005)
  6. William J. Hamblin, message posted 28 October 2004 in thread, “Not So Easy? 2 BoM Challenge,” on FAIRboards.org off-site (Inglés) (accessed 10 April 2005).